Historia | Tlatelolco Noticas

Tlatelolco, Teotihuacan y Tenochtitlan son claves para entender nuestra hist...

arcoirisTlatelolco, Teotihuacan y Tenochtitlan son claves para entender nuestra historia, confirmó Eduardo Matos Moctezuma, quien visita a la ciudad de Monterrey, donde el próximo año impartirá un seminario en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

"Son espacios llenos de historia", los que a pesar de ser estudiados desde hace décadas siguen brindando sorpresas, como lo es el recientemente descubierto túnel en la pirámide de Quetzalcóatl, en Teotihuacán, donde el arqueólogo estuvo de visita hace algunas semanas.

En entrevista con Milenio Monterrey, el prestigiado investigador habló sobre el concepto prehispánico del sacrificio, de la relevancia de los nuevos hallazgos en Teotihuacán y de la relevancia histórica de Tlatelolco.

Hace más de cien años se está estudiando Teotihuacan y hoy todavía tenemos un gran hallazgo como lo es este túnel. También se cumplieron 70 años de trabajo en Tlatelolco, ¿qué podemos destacar de estas conmemoraciones?

Efectivamente, tenemos estas fechas, pero también hay que sumar los trabajos en Templo Mayor de Tenochtitlan, donde hemos abierto una exposición en homenaje a don Manuel Gamio, porque él, hace cien años, fue el primero en excavar una esquinita del Templo. A nosotros ya nos tocó completar la excavación por los cuatro lados, incluso hasta en edificios conjuntos, ¡ya tenemos 35 años trabajando ahí!

También he trabajado en Tlatelolco, donde se conmemoró esta fecha con una serie de conferencias, y podemos decir que éste también es uno de los sitios importantes, pues allí es el último bastión de la resistencia indígena en contra de los españoles. Yo sostengo que es un lugar marcado por el infortunio, primero en el pasado porque ahí es el vencimiento y donde toman prisionero a Cuauhtémoc y en el futuro porque ahí fue la matanza del 68 y después la tragedia del terremoto del 85.

Sin embargo, Tlatelolco conserva su memoria y su nombre. Todos dicen "voy a ir a Tlatelolco", no así con Tenochtitlan, pues ahora todos van "al Zócalo".

¿Qué le ha dejado trabajar en estos tres sitios, como usted dice, cargados de historia?

Eso, simplemente me significa historia. Nada de ideas esotéricas o de que ahí se carga la energía; no, esas son tonterías. Son espacios llenos de historia y esa historia hay que conocerla, investigarla, porque a fin de cuentas es nuestro pasado y la única forma de comprender lo que hoy ocurre es yendo a ese pasado para conocer cómo fue el punto de desarrollo de esas culturas. Pero esos sitios son eso: sitios llenos de historia que hay que contar.