Con dos años de retraso, el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, presentó el programa de Fomento y Desarrollo Cultural 2014-2018, en el que destacan proyectos de teatro, radio por internet, desarrollo comunitario y cine para los capitalinos. En el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, enumeró los cuatro proyectos base a desarrollar en la agenda: un programa de artes escénicas, uno de producción radiofónica, otro de desarrollo cultural comunitario y el de Pro-cine. Éste último tendrá un fondo creado específicamente para apoyar producciones cinematográficas en la Ciudad de México.

Con dos años de retraso, el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, presentó el programa de Fomento y Desarrollo Cultural 2014-2018, en el que destacan proyectos de teatro, radio por internet, desarrollo comunitario y cine para los capitalinos. En el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, enumeró los cuatro proyectos base a desarrollar en la agenda: un programa de artes escénicas, uno de producción radiofónica, otro de desarrollo cultural comunitario y el de Pro-cine. Éste último tendrá un fondo creado específicamente para apoyar producciones cinematográficas en la Ciudad de México.

La plataforma cultural de Mancera incluye la inauguración, en 2015, de dos Fábricas de Artes y Oficios (Faro) en las delegaciones Gustavo A. Madero y Milpa Alta.

También se anunció la incorporación de cuatro nuevos integrantes al Consejo de Fomento y Desarrollo Cultural, además de los 12 anunciados en abril de 2013–: Los escritores Carmen Boullosa y Juan Villoro, el compositor Mario Lavista y el arquitecto Miquel Adria.

El jefe de Gobierno explicó que “el programa es un esfuerzo conjunto para afirmar y confirmar a la ciudad como capital que privilegia a la cultura y fortalece la identidad de pueblos y barrios representados que reafirman que esta capital atiende el desarrollo cultural comunitario, la sostenibilidad cultural, así como la participación y acceso a bienes y servicios culturales”.

Agregó que a partir de ahora, se reforzará y robustecerá la estrategia para que los bienes, servicios y experiencias culturales se ejerzan entre la población como derechos universales, con una visión incluyente, de acceso equitativo y de reconocimiento a la pluralidad de identidades.

El secretario de Cultura del DF, Eduardo Vázquez Martín, reconoció algunos errores que se han tenido en el eje cultural de la capital:

“En la Ciudad de México sabemos reconocer los errores y aprender de ellos. Ya no podemos levantar monumentos a quién no merecen, ni dejar que haya monumentos dañados, ni convertir escenarios históricos en eventos banales”.

Agradeció a “todos aquellos defensores del patrimonio” y aseguró que ahora se fomentará “el derecho a la formación artística, a que la cultura no es un lujo, es una necesidad social. Estamos convencidos que debe dejar de ser un privilegio para ser un derecho.

Vázquez Martín reflexionó sobre el camino por andar: “El programa es punto de partida para actuar y seguir construyendo. Y aun así nos falta mejorar y gestionar más y mejores presupuestos e incluir el desarrollo cultural en todos los sectores. Por eso estamos comenzando este programa porque nos falta mucho y falta mucho camino por andar.”

Lucina Jiménez, consultora de la Organización Mundial para el Programa de Ciudades y Gobiernos Locales y Unidos, fue más enérgica: “Hoy es casi una obligación combatir el discurso de cultura y hablar de política pública, así como lo hizo Vázquez Martín que, al fin poeta, sabe el valor de cada palabra. Confiamos que dando estos pasos en el programa los órganos legislativos y poderes ejecutivos podrán y sabrán cómo incrementar los recursos de cultura, pues al hacerlos invierten en desarrollo, el primer paso se dio en el programa general 2014-2018”.

La especialista aclaró que esta nueva agenda “busca que todo lo que se contemple se convierta en realidad. Y el gobierno de la ciudad establece en la agenda XXI varios retos: Uno de ellos es transformar la relación entre gobierno y ciudad de una manera vertical”.

Como parte de la presentación del Programa, el gobierno capitalino entregó a los asistentes un libro dividido en cuatro apartados: Diagnóstico de la situación cultural de la ciudad, Visión de la política cultural, Enfoque del Programa de Fomento y Desarrollo Cultural y Diseño programático de la política cultural.

De este último, se desprenden siete ejes temáticos:

Educación y formación artística y cultural, Desarrollo cultural comunitario, Sostenibilidad de la actividad cultural, Participación y acceso a bienes y servicios culturales, Preservación y difusión del patrimonio cultural y natural, Cooperación cultural y gobernanza democrática, e Información y comunicación cultural.

En la presentación del programa de Fomento y Desarrollo Cultural 2014-2018 estuvieron presentes Ricardo Cayuela, director general de publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta); el presidente de la Comisión de Cultura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), José Fernando Mercado Guarda; el asesor en materia de Cultura del GDF, Cuauhtémoc Cárdenas Batel; y el antropólogo René Durán Solís.

También acudieron Edgar Elías Azar, presidente del Tribunal Superior de Justicia del DF, y el coordinador para la Reforma Política del DF, Porfirio Muñoz Ledo.